Apóstol Santiago

Apóstol Santiago

Santiago el Mayor

Santiago de Zebedeo, también llamado Santiago el Mayor (del griego antiguo Ἰάκωβος, Ἰákobos), es reconocido en distintos textos neotestamentarios (Evangelios sinópticos, Hechos de los Apóstoles) como uno de los apóstoles más destacados de Jesús de Nazaret. En la tradición cristiana, se le conoce como Santiago el Mayor para distinguirlo de otro miembro del grupo de los doce, Santiago el Menor.

Apóstol Santiago

Santiago el Mayor, también conocido como Santiago de Zebedeo, era uno de los apóstoles de Jesús de Nazaret y hermano de Juan, nacido posiblemente en Betsaida (Galilea) de padres Zebedeo y Salomé. Fue uno de los discípulos más cercanos de Jesús y estuvo presente en momentos especiales como la resurrección de la hija de Jairo, la transfiguración y en el huerto de Getsemaní durante la agonía de Jesús. También presenció las apariciones de Jesús resucitado y la pesca milagrosa en el mar de Tiberíades.

De acuerdo con el libro de los Hechos de los Apóstoles, Santiago Apóstol se encontraba en oración durante el día de Pentecostés y fue uno de los principales referentes de la primera comunidad cristiana, junto con Simón Pedro y Juan. Se cree que murió en Jerusalén a manos de Herodes Agripa I entre los años 41 y 44 de nuestra era. Santiago es el patrono de España.

Historia de vida del Apóstol Santiago

Datos de la Biblia sobre el Apóstol Santiago

Santiago, quien se menciona en Mateo 4:21 como hijo de Zebedeo, tenía un hermano llamado Juan, quien también se convirtió en discípulo de Jesús. Es probable que su madre, Salomé, también siguiera a Jesús. Jesús les dio el apodo de «Boanerges» (Mc 3:17), que significa «hijos del trueno» debido a su temperamento impulsivo. Lucas relata un episodio en el que Santiago y su hermano Juan querían pedirle a Dios que destruyera una ciudad de samaritanos, lo que es coherente con su apodo.

A pesar de que comúnmente se cree que el apodo de «hijos del trueno» se refiere a los hermanos Juan y Santiago, algunos historiadores sugieren que este sobrenombre proviene del carácter impulsivo de su padre Zebedeo. Zebedeo, molesto por la pérdida de sus hijos y esposa Salomé, quienes se fueron a seguir a Jesús, reaccionó con furia. Santiago fue uno de los primeros en ser llamado por Jesús mientras pescaba con su hermano Juan en el lago de Genesaret (Mc 1:19). Después, se unió al grupo más exclusivo de los Doce discípulos (Mt 10:3). Santiago compartió momentos privilegiados con Jesús, junto a su hermano Juan y Simón Pedro. Estuvo presente en la resurrección de la hija de Jairo (Mc 5:21-43), la transfiguración de Jesús (Lc 9) y la oración en el Huerto de los Olivos (Mc 14:33). Además, fue parte del grupo selecto de discípulos que presenciaron la aparición milagrosa de Jesús ya resucitado en las orillas del lago de Tiberíades (Jn 21:1-8). También se le menciona en Los Hechos de los Apóstoles en el Cenáculo esperando la venida del Espíritu Santo (Hch 1:13). Santiago fue condenado a muerte y decapitado por orden del rey de Judea, Herodes Agripa I (Hch 12:2). Su muerte se estima que ocurrió entre los años 41 y 44, cuando Agripa I gobernó Judea.

Datos de la tradición medieval sobre el Apóstol Santiago

Según una creencia medieval, el Apóstol Santiago habría viajado a la Hispania (actual España y Portugal) después del Pentecostés en torno al año 33 d. C. para predicar el Evangelio. Se cree que comenzó su prédica en Gallaecia después de pasar las Columnas de Hércules. Se dice que consagró el Templo de Hércules a San Pedro en el islote Sancti Petri. Continuó su camino por la costa de Bética y Portugal, y otras tradiciones afirman que llegó a Tarraco y recorrió el valle del Ebro, entroncando con la vía romana que terminaba en A Coruña. También se cree que llegó a Carthago Nova, donde partió hacia el norte. Debido a esta tradición, Santiago se convirtió en el santo patrón protector de España.

La tradición cristiana sostiene que los siete Varones Apostólicos, que fueron discípulos de Santiago el Mayor, continuaron su labor evangelizadora en España después de la muerte del apóstol. Según esta tradición, estos siete discípulos fueron Torcuato, Segundo, Indalecio, Tesifonte, Cecilio, Eufrasio y Hesiquio. Se cree que después de haber evangelizado en diferentes partes de España, estos discípulos regresaron a Zaragoza, donde la Virgen María se apareció a Santiago el Mayor en un pilar, dejando allí la columna que se conoce como «el Pilar». La devoción a la Virgen del Pilar es muy importante en España y en la ciudad de Zaragoza en particular.

La creencia popular ha sostenido que los restos encontrados en Santiago de Compostela a principios del siglo IX pertenecían al apóstol Santiago, pero debido a la falta de un análisis directo de dichos restos, se ha sugerido que podrían ser los restos del obispo Prisciliano o de otra persona influyente del periodo romano. A pesar de ello, el papa León XIII reafirmó en 1884, a través de una Bula Papal, que los restos eran los del apóstol después de que se ordenara su análisis.

Diversos apócrifos neotestamentarios (como El libro de la Dormición de María, entre otros) recogen la tradición que sitúa a Santiago el Mayor fuera de Jerusalén poco antes de su martirio. Todos estos relatos surgieron antes del «descubrimiento» de la Tumba del Apóstol. De acuerdo con estos relatos, cuando María ve que su muerte está cerca, Jesucristo resucitado le hace una visita. María le pide estar rodeada por los apóstoles en el día de su muerte, pero todos ellos se encuentran dispersos por todo el mundo. Jesucristo cumple su deseo y permite que sea la propia María quien, por medio de una aparición milagrosa, avise a sus discípulos. La aparición de María a Santiago se habría producido en un pilar en Caesaraugusta (actual Zaragoza), columna que se sigue venerando en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar en la capital aragonesa.

Se cuenta que Santiago emprendió todo el viaje de vuelta desde España hasta Jerusalén para encontrarse con María, la madre de Jesús de Nazaret, antes de su dormición, ya que ella seguía viva en la capital de Judea. Santiago fue martirizado por Herodes Agripa. La leyenda concluye con la historia de que dos de sus discípulos, Atanasio y Teodoro, habrían llevado su cuerpo (conservado de alguna manera) por el mar Mediterráneo en una mítica embarcación de piedra y habrían costeado el Atlántico nuevamente hasta Galicia, donde lo habrían enterrado en Iria Flavia, donde el obispo Teodomiro lo halló en el siglo IX.

La tumba del Apóstol Santiago

En torno al año 813 o 820, según diferentes fuentes, durante el reinado de Alfonso II el Casto, un ermitaño cristiano llamado Paio (también conocido como Pelayo) se acercó al obispo gallego Teodomiro, de Iria Flavia (hoy en día Padrón, provincia de A Coruña), con una sorprendente noticia: había visto una serie de luces brillantes sobre un monte solitario en la región. Teodomiro decidió investigar y en efecto, descubrió una tumba que parecía de origen romano, dentro de la cual se encontraba el cuerpo de un hombre decapitado, con su cabeza apoyada bajo su brazo.

El descubrimiento de la tumba en sí misma ya era significativo, pero la noticia de que el cuerpo decapitado podía ser el del apóstol Santiago tuvo un gran impacto en la época. Santiago, uno de los discípulos más cercanos de Jesús, había sido martirizado en Jerusalén a mediados del siglo I, pero se decía que sus restos habían sido trasladados a España por sus seguidores después de su muerte. Santiago se convirtió en uno de los santos más venerados de España, y su imagen como el Matamoros (el que mata a los moros) se convirtió en un símbolo de la Reconquista cristiana de la península ibérica frente al dominio musulmán.

La noticia del hallazgo se extendió rápidamente, y el rey Alfonso II decidió construir una iglesia en el lugar del hallazgo, lo que dio origen a la catedral de Santiago de Compostela. La construcción de la catedral y la veneración de los restos de Santiago tuvieron una gran influencia en la historia y la cultura de España y de Europa. La ciudad de Santiago de Compostela se convirtió en un importante centro de peregrinación, y la ruta que llevaba a ella, conocida como el Camino de Santiago, se convirtió en una de las rutas de peregrinación más populares del mundo. El culto a Santiago se extendió por toda Europa y tuvo una gran influencia en la literatura, el arte y la arquitectura de la Edad Media.

En el año 1884, se enviaron documentos a Roma para el estudio de unos restos, pero el Papa León XIII no quedó satisfecho con la información proporcionada y nombró una Congregación extraordinaria para llevar a cabo una investigación adicional. Monseñor Agostino Caprara, el Promotor de la Fe en el proceso, se desplazó a Santiago para examinar los restos y recopilar testimonios de las personas involucradas. Antes de estudiar los restos de Santiago, se examinó el supuesto resto de Pistoia, y el Doctor Chiapelli concluyó que se trataba de una apófisis mastoidea derecha con restos de sangre coagulada, lo que sugiere que se separó como resultado de una decapitación. Caprara llegó a Santiago en junio de 1884 y descubrió que uno de los tres cráneos no tenía una apófisis mastoidea derecha, lo que ponía en duda la autenticidad de los restos. La Congregación emitió su resolución el 25 de julio, el mismo día de la festividad de Santiago, y el Papa León XIII publicó la Bula Deus Omnipotens el 1 de noviembre del mismo año, instando a las personas a emprender nuevas peregrinaciones a Santiago de Compostela. En resumen, el estudio de los restos de Santiago fue objeto de una investigación minuciosa, lo que llevó a la confirmación de su autenticidad y a un aumento en el número de peregrinos que visitan la Catedral de Santiago.

Apóstol Santiago y el Camino de Santiago

La tumba del Apóstol descubierta en el siglo IX por el ermitaño Pelayo no solo tuvo un gran significado religioso, sino también político. El hallazgo permitió al rey de Asturias, Alfonso II el Casto, consolidar sus territorios bajo la protección del Apóstol Santiago y cristianizar la antigua «Vía del Finisterre», una ruta tradicionalmente seguida por muchos pueblos de religión céltica que se dirigían al pretendido fin del mundo. Además, las peregrinaciones galas hacia el noroeste de España, que se han encontrado evidencias arqueológicas de que se realizaban desde el primer milenio antes de nuestra era, llevaron a la popularidad del Camino de Santiago Francés o Ruta jacobea, convirtiendo a Compostela en el tercer núcleo de peregrinación medieval, después de Roma y Jerusalén. El papa Calixto II instituyó y proclamó en 1122 que todos los años en los que la festividad litúrgica de Santiago el 25 de julio coincidiera con el día domingo, serían considerados y privilegiados como Año Santo Jacobeo. Este nombramiento aumentó aún más la importancia del Camino de Santiago y llevó a una mayor afluencia de peregrinos a la ciudad de Santiago de Compostela.

Fiestas en honor al Apóstol Santiago

Santiago el Mayor, también conocido como Santiago Apóstol, es considerado el patrono de España y es celebrado en numerosos pueblos y ciudades españolas el día 25 de julio en fiestas religiosas en su honor. La ciudad de Santiago de Compostela, ubicada en la Provincia de A Coruña, es la que organiza las festividades más grandes y significativas en honor al Apóstol Santiago. Durante esos días, la catedral de la ciudad es el epicentro de la mayor afluencia de peregrinos de todo el año.

Santiago el Mayor
Información personal
Apodo Matamorosel Mayorel hijo de ZebedeoBoanerges («Hijo del trueno»)
Nacimiento 5 a. C., Betsaida, Galilea
Fallecimiento 44, Jerusalén, Judea
Causa de muerte Decapitación 
Sepultura Catedral de Santiago
Religión Cristianismo
Familia
Padres Zebedeo y Salomé
Educación
Alumno de Jesús de Nazaret 
Información profesional
Ocupación Pescador y misionero 
Cargos ocupados Apóstol 
Información religiosa
Canonización Santo 
Festividad
  • 25 de julio en el rito romano
  • 23 de mayo: aparición de Santiago apóstol
  • 30 de abril en el rito bizantino
Atributos
  • Vestido de peregrino o de soldado a lomos de un caballo blanco en actitud de lucha
  • Concha de Vieira
  • Cruz de Santiago
Venerado en Iglesia católica
Patronazgo Lugares: España, ​Galicia, Bilbao, Ermua, ​ Antigua Guatemala, Esquipulas, Real Ciudad de Gáldar, Navas de Oro, Villanueva del Rey, San Cristóbal Verapaz, Villanueva de la Serena, Sama de Langreo, Santa Cruz de Tenerife, Totana, Santiago del Teide, Castilleja de la Cuesta, Los Realejos, Moyobamba, Castroncelos, Mendoza, Santiago del Estero, Campo Quijano, Cartago, Caracas, Guayaquil, Cali, Tunja, Guata, Santiago de Querétaro, Monclova, Sahuayo de Morelos, Moyahua de Estrada, Juchipila, Ciudad de Zacatecas, Silao, Ciudad de Guanajuato, Natá de los Caballeros, Santiago de los Caballeros, Puriscal, Costa Rica, Santiago de Chile, Santiago de Castro, Valdepeñas de Jaén, Basilea, entre otros Gremios: Veterinarios, equitadores, curtidores, peleteros Otros: Orden de Santiago, Academia de Caballería de Valladolid, Arma de Caballería de España
Santuario Catedral de Santiago
Orden religiosa Orden de Santiago

Véase también: